ABS vs PLA: Comparación de filamentos

Fecha de publicación: 26 de marzo de 2021

ABS vs PLA: Comparación de filamentos

La impresión 3D abarca muchas tecnologías, pero la más popular a nivel de consumidor es el modelado por deposición fundida (FDM). El material utilizado para imprimir piezas en impresoras FDM viene como filamento, una especie de hilo de plástico envuelto alrededor de un carrete. Los filamentos pueden estar hechos de diferentes materiales, pero generalmente son termoplásticos porque se pueden fundir y volver a solidificar fácilmente.

Las impresoras 3D funcionan con una amplia gama de materiales

De los muchos tipos diferentes de filamentos, el más popular es el ácido poliláctico (PLA), conocido por su facilidad de uso y bajo precio. Pero existen otros materiales comunes, como el acrilonitrilo butadieno estireno (ABS), un material ampliamente utilizado para moldear por inyección productos de consumo como Lego o piezas internas de automóviles como un tablero de instrumentos.

Aparte de quizás PETG, PLA y ABS son los dos filamentos más populares utilizados para la impresión 3D FDM, y aunque ambos son termoplásticos y tienen un aspecto similar, tienen muchas diferencias. En este artículo, compararemos los dos materiales en algunos puntos clave diferentes, como impresión, precio y más.

 

Impresión y uso

Las carcasas son necesarias para imprimir ABS

El PLA y el ABS pueden parecer bastante similares a primera vista, pero difieren en lo que respecta a la impresión. En esta sección, repasaremos las diferencias entre PLA y ABS en cuanto a cómo se imprimen y utilizan.

Temperatura

Las primeras diferencias se refieren a las temperaturas de impresión. En particular, el ABS requiere temperaturas más altas en la boquilla y la cama que el PLA. El más significativo de estos es el último, ya que el ABS tiende a deformarse mucho en la cama de impresión. De hecho, la mayoría de los filamentos de ABS requieren una temperatura de cama de entre 80 y 110 ºC. El PLA, por otro lado, no requiere necesariamente una cama caliente, pero generalmente se prefiere tener una temperatura de la cama alrededor de 60 ºC.

Velocidad

PLA y ABS se pueden imprimir a velocidades similares

El ABS y el PLA imprimen aproximadamente a la misma velocidad, lo cual es excelente porque no es necesario cambiar esta configuración al cambiar entre perfiles del laminador para diferentes materiales. Una velocidad de 60 mm/s es bastante común para PLA, pero ciertamente no es el límite; algunos usuarios han alcanzado velocidades de impresión en el rango de 150 mm/s o más. El ABS también puede imprimir a 60 mm/s, pero este valor está en el extremo superior, con un rango más preciso de 40-60 mm/s.

Vapores

Casi todos los filamentos producen olores cuando se imprimen, pero algunos son más obvios que otros. Cuando se calienta un termoplástico, se liberan vapores, y estos vapores generalmente no son del tipo saludable, ya que podrían contener partículas dañinas.

El PLA no es realmente conocido por emitir mal olor, y el material es de origen vegetal, por lo que los vapores que hay no son demasiado preocupantes. Por otro lado, el ABS es notablemente más tóxico que el PLA y produce un olor terrible.

Propiedades de los materiales

El PLA tiende a ser frágil y a romperse fácilmente

Otro aspecto importante de cualquier filamento son las propiedades de su material, y PLA y ABS no podrían ser más diferentes en este sentido. Repasaremos las diferencias entre PLA ABS cuando se trata de resistencia, flexibilidad y potencial para el posprocesamiento.

Fuerza y durabilidad

La resistencia es un aspecto vital de cualquier material porque las partes débiles tienen aplicaciones limitadas.

A la luz de esto, MatterHackers realizó una prueba en la que imprimieron el mismo gancho en diferentes materiales y registraron cuánto peso podía soportar cada uno. En sus hallazgos, ABS tenía un mínimo de 94.9 kilogramos y un máximo de 128.8 kilogramos. Esto es bastante fuerte y mucho mayor que el rango de PLA de entre 53.9 y 83.4 kilogramos. En general, el ABS es un poco más fuerte que el PLA, lo que justifica en cierto modo lo difícil que es imprimir.

Flexibilidad

El PLA y el ABS no son filamentos flexibles como el TPU, pero la flexibilidad sigue siendo un factor importante porque determina si las piezas son frágiles o más duraderas. Las “Flexibilidad” generalmente se refiere a la resistencia a la flexión, con valores más altos que significan materiales menos frágiles, pero también puede describir el alargamiento en el punto de rotura.

AirWolf3D realizó algunas pruebas con ganchos impresos en 3D en varios materiales y descubrió que el ABS tenía un mayor alargamiento a la rotura que el PLA. En sus pruebas, el PLA solo pudo soportar 15.3% de elongación en comparación con el 21.6% que podría soportar la parte de ABS. En otras palabras, las partes de ABS tienden a ser menos frágiles que las de PLA, lo que para una parte funcional podría ser una diferencia significativa.

Postprocesamiento

El ABS es más fácil de suavizar con un disolvente que el PLA

El posprocesamiento se refiere a técnicas que puedes utilizar para mejorar una pieza después de su impresión. Ni el PLA ni el ABS tienen limitaciones en los métodos básicos de posprocesamiento, como lijar o pintar, aunque algunos informan que el ABS se lija más fácilmente.

Precios y opciones

PLA y ABS tienen un precio muy similar

El PLA y el ABS tienen un precio similar cuando se trata del costo por bobina de filamento de un kilogramo. Sin embargo, si estás considerando únicamente el costo de la materia prima, es probable que el ABS se más barato que el PLA. Esto se debe a que el ABS se usa ampliamente en el moldeo por inyección para fabricar piezas pequeñas y comunes, como componentes interiores de automóviles o incluso Lego.

Aplicaciones

Las figuras de acción son una baratija divertida que el PLA es ideal para hacer

En conclusión, tanto PLA como el ABS son un gran material, pero por diferentes razones. A continuación, repasaremos algunas aplicaciones para cada tipo de filamento para ayudarte a decidir cuál es el adecuado para ti.

El PLA es el rey de los materiales de impresión 3D, y se ha vuelto popular porque es fácil de imprimir y trabajar. Sin embargo, es bastante débil y frágil, por lo que probablemente sea mejor si eres nuevo en la impresión 3D o estás buscando imprimir modelos divertidos en lugar de piezas funcionales de alta resistencia.

Por otro lado, el ABS es un material más industrial con el que es más difícil imprimir, pero tiene cualidades mejoradas sobre el PLA, incluida su resistencia, flexibilidad y reactividad a los solventes. Estas características hacen que el ABS sea atractivo para aquellos que buscan hacer prototipos de piezas del mundo real, componentes que sufrirán estrés mecánico o modelos que encajan a presión.

 

En Krear3D te brindamos las mejores impresoras 3D de tecnología FDM y LCD de última generación. Si deseas más información contáctanos a través de cualquiera de nuestros canales digitales, búscanos en Facebook como @krear3d, en Instagram como krear3d_peru o al correo  marketing@krear3d.com para poder asesorarte!. Contamos con personal con experiencia en impresoras 3D y las mejores ofertas del mercado; así como capacitaciones totalmente gratuitas al momento de comprar una impresora 3D.

« Regresar al blog

Facebook
Whatsapp
Mensajes