La configuración perfecta para imprimir con PETG

Fecha de publicación: 14 de marzo de 2021

 

La configuración perfecta para imprimir con PETG

PETG es la abreviatura de Polyethylene Terephthalate Glycol-Modified (Tereftalato de Polietileno Modificado con Glicol). Esto podría significar algo para ti si te gusta la química, pero para el resto de nosotros es simplemente el plástico más utilizado en el planeta (en forma de PET). Puedes encontrarlo en botellas de plástico, envases de alimentos, juguetes, utensilios de cocina y productos de plástico más comunes. Además, este plástico reciclable puede ser moldeado por inyección, soplado, termoformado, doblado, cortado y, en los últimos años, impreso en 3D.

Muchas botellas están hechas de PET (Fuente: DLG)

No entraremos en los detalles de la química del PETG en este artículo, sino que nos concentraremos en la impresión 3D con él como filamento. Antes de sumergirnos en los consejos de impresión, estas son algunas de las características del material:

  • Temperatura de transición vítrea: 80 ºC
  • Densidad: 1.27 g/cm3 (que es más alta que el PLA y ABS)
  • Resistente a la mayoría de los productos químicos (como ácidos, álcalis y disolventes)

Advertencia: Se recomienda experimentación

Es posible imprimir en 3D una botella de PETG (Fuente: Simplify3D)

El PETG es un material muy útil que tiene buenas propiedades mecánicas y visuales. Pero puede ser difícil de imprimir, especialmente si eres un principiante. Puedes encontrar muchos consejos en internet sobre diferentes configuraciones que podrían contradecirse. La verdad es que la configuración de una impresora no se transfiere necesariamente a otras. Muy a menudo, tendrás que ajustar algunos parámetros de impresión después de cambiar el carrete de PETG que estás utilizando.

Con PETG una cosa es segura: Tendrás que experimentar para encontrar los mejores parámetros para tu impresora. Este artículo debería ser un buen punto de partida.

Configurando la cama

El PETG es propenso a adherirse demasiado, especialmente con camas de vidrio (Fuente: 3D Print Guides)

Comencemos desde abajo: Asegúrate de que tu cama esté nivelada y limpia.

En comparación con otros filamentos donde podrías tener un problema con la adhesión a la cama, ¡podrías tener el problema opuesto con el PETG! Por su naturaleza, el PETG se adherirá con fuerza a una cama, tan fuerte que una parte de tu cama podría desprenderse con tu impresión. Por lo tanto, probablemente querrás una capa protectora en tu cama, como pegamento en barra o cinta azul.

Si has impreso con PLA o ABS antes, sabrás que el espacio entre la boquilla y la cama debe ser estrecho. Con PETG es diferente:  este necesita un espacio decente. Si usas una hoja de papel para ajustar el espacio entre la cama y la boquilla para PLA, usa tres hojas de papel para PETG.

Si bien puedes imprimir PETG sin una cama con calefacción, te recomendamos una. La mayoría de los fabricantes sugieren temperaturas entre 70 y 80 ºC, pero puedes llegar hasta 100 ºC. Comienza con 70 ºC y aumenta gradualmente si notas algún problema de adherencia a la cama.

Temperatura y retracción

El PETG tiene una tendencia a dejar hilos (Fuente: The 3D Printer Bee)

Los ajustes de temperatura y retracción para imprimir PETG están estrechamente relacionados.

Temperatura

El PETG normalmente se imprime a temperaturas entre 220 y 265 ºC. Pero antes de calentar la boquilla, recuerda que los hotends que incorporan tubos de PTFE se tapan a 250 ºC; cualquier temperatura más caliente dañará el hotend.

La temperatura de la boquilla juega un papel importante en la calidad de impresión. Usa una temperatura muy alta y terminarás con muchos hilos, pero usa una temperatura demasiado baja y el motor de tu extrusor comenzará a saltarse pasos.

Aquí hay una prueba fácil para ver si tienes la temperatura del hotend correcta: Comienza con una temperatura baja como 220 ºC y haz algunas impresiones de prueba. Si escuchas un golpeteo durante la impresión, el motor de tu extrusor está saltándose pasos y debes aumentar la temperatura de la boquilla en 5 ºC. Repite la prueba hasta que el motor del extrusor no se salte pasos.

Como se mencionó anteriormente, cuando se imprime a altas temperaturas, existe el riesgo de que se formen hilos. Y dado que el PETG es una material muy fuerte y elástico, los hilos son difíciles de quitar. Si te encuentras en la temperatura más baja sin que el extrusor se salte pasos y todavía tienes hilos, intenta ajustar la configuración de retracción.

Retracción

No vayas con altas velocidades aquí; puede funcionar con ABS y PLA, pero no con PETG. Establece la velocidad de retracción en alrededor de 25 mm/s para extrusores Bowden y de accionamiento directo. La distancia de retracción debe establecerse en aproximadamente 6 o 7 milímetros para extrusores Bowden y 3 o 4 milímetros para extrusores de accionamiento directo. Con PETG, la velocidad de retracción es más importante que la distancia. SI todavía tienes hilos, intenta reducir la velocidad de retracción.

Un parámetro más que ayudará a reducir los hilos es la velocidad de desplazamiento. El PETG tiende a gotear desde la punta de la boquilla, especialmente si la temperatura de la boquilla es alta. Para combatir esto, intenta aumentar la velocidad de desplazamiento lo más alto posible.

 

Ventiladores y refrigeración

Un ventilador de enfriamiento que mantiene las cosas frías (Fuente: All3DP)

El PETG imprimirá bastante bien sin ventiladores. A diferencia de otros materiales que requieres ventiladores durante la impresión, el PETG funciona mejor sin ellos. Si notas grietas y delaminación en tus impresiones, apaga los ventiladores porque la impresión sin ventiladores aumenta la adhesión de las capas.

Debes usar ventiladores solo si deseas más detalles en tu impresión o si estás imprimiendo puentes.

 

Soportes

Los soportes de PVA solubles en agua facilitan las cosas (Fuente: Simplify)

Dado que el PETG tiene muy buena adherencia de capa, podría ser muy difícil quitar los soportes. Si tienes la suerte de tener una impresora 3D de doble extrusor, tu mejor opción es utilizar filamentos solubles, como PVA o HIPS.

Pero si tienes una impresora con un solo extrusor, no todo está perdido. Deja un espacio entre el soporte y tu pieza. Un espacio de 0.1 mm es un buen punto de partida y, por lo general, da buenos resultados. Al igual que con todos los demás parámetros, debes jugar con los valores para encontrar el mejor ajuste.

Velocidad

Los hilos de PETG es un problema común (Fuente: MatterHackers)

El PETG es muy sensible a la velocidad de impresión. Si imprimes demasiado rápido, tendrás una adhesión deficiente de las capas, el motor del extrusor se saltará pasos y tendrás una calidad de impresión baja, pero si imprimes demasiado lento, terminarás con partes deformadas e hilos.

Tendrás que encontrar el punto óptimo con la impresora y el filamento que estás utilizando. Un buen punto de partida es alrededor de 50 mm/s. Sugerimos 25 mm/s para la primera capa y la pared exterior, mientras que los movimientos de desplazamiento deben ser lo más rápidos posible, al menos 120 mm/s para evitar los hilos.

En Krear3D te brindamos las mejores impresoras 3D de tecnología FDM y LCD de última generación. Si deseas más información contáctanos a través de cualquiera de nuestros canales digitales, búscanos en Facebook como @krear3d, en Instagram como krear3d_peru o al correo  marketing@krear3d.com para poder asesorarte!. Contamos con personal con experiencia en impresoras 3D y las mejores ofertas del mercado; así como capacitaciones totalmente gratuitas al momento de comprar una impresora 3D.

« Regresar al blog

Facebook
Whatsapp
Mensajes